martes, 16 de octubre de 2018

Un obispo que ocultó abusos presidirá la comisión de la Iglesia sobre la pederastia

La Conferencia Episcopal Española (CEE) anunció la creación de una Comisión de trabajo que actualizará los protocolos de actuación de la Iglesia española para responder a los casos de abusos a menores desde el punto de vista jurídico y canónico y se compromete a responder "a cada queja de abuso contra el personal de la Iglesia".

La nueva comisión estará presidida por el obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez Fernández, canonista, y comenzará sus trabajos esta misma semana, según informó la CEE este martes 16 de octubre en un comunicado.

Abusos en La Bañeza

El canonista Menéndez Fernández fue el instructor del caso de abusos de La Bañeza y Pueba de Sanabria que, según 'El País', silenció a la opinión pública. Menéndez castigó al sacerdote José Manuel Ramos con un año fuera de las actividades eclesiásticas por haber abusado de cuatro menores a finales de los años noventa. El proceso y el fallo se llevó en silencio y, una vez firme la sentencia, se despidió al sacerdote en la parroquia de Tábara con un homenaje. Otras víctimas llevaron el caso a la prensa y, finalmente, la diócesis y el Vaticano casticaron
a Ramos a un convento fuera de Astorga.

Además, la comisión trabajará en la redacción de una nueva normativa de la Conferencia Episcopal para la prevención y protección de abusos sexuales a menores, que sustituirá a los protocolos actuales y se adecuará de manera más perfecta al 'Modelo de Directivas' redactado por la Comisión del Vaticano para la Protección de Menores, para responder a los abusos en la Iglesia.

La creación de este órgano viene motivada por la convocatoria realizada por el Papa Francisco a los presidentes de las Conferencias Episcopales del mundo para hablar de los casos de abusos en una reunión de carácter privado que tendrá lugar en el Vaticano entre el 21 y el 24 de febrero de 2019.

No hay comentarios:

Publicar un comentario