martes, 22 de mayo de 2018

El pueblo venezolano dio una lección al mundo

Los electores acudieron a las urnas a respaldar el proceso de cambios iniciado por Hugo Chávez a pesar del boicot de la derecha y todas las presiones internacionales

Como ha sucedido durante casi dos décadas de Revolución Bolivariana, no existen elecciones ni plebiscitos en los que gane el chavismo que satisfagan a la derecha venezolana y sus aliados internacionales.

A pesar de las adversidades y las campañas de boicot, las fuerzas chavistas lograron movilizar este domingo a importantes sectores de la sociedad y superar la marca sicológica de los seis millones de votos para el candidato a la reelección, el presidente Nicolás Maduro.

De igual manera triplicaron la votación frente al derechista Henri Falcón, representante de  Avanzada Progresista (AP), Movimiento Al Socialismo (MAS) y Copei, que sacó apenas 1,9 millones de votos, según el Consejo Nacional Electoral.

«El chavismo no solo recuperó la mayoría, sino que se incrementa cada día más», indicó el jefe del comando de campaña Simón Bolívar, Jorge Rodríguez, en rueda de prensa ofrecida desde el Teatro Bolívar, en Caracas.

Rodríguez, citado por AVN, refirió que debe ser reconocida la voluntad del pueblo de Venezuela de marcar el rumbo a seguir con soberanía, independencia y autodeterminación.


El pueblo «se sobrepuso a todas las agresiones y dio un mandato claro», señaló.

Agregó que Venezuela  y su pueblo han sido blanco de desmedidos ataques y agresiones por parte de la derecha nacional e internacional que, atendiendo a las demandas de poderes imperiales, se han dispuesto a someter al país a una brutal guerra económica, que ha sido acompañada de sanciones unilaterales y coercitivas.

Rodríguez mencionó que, frente a los ataques, el presidente Nicolás Maduro tiene como norte el diálogo con todos los sectores para avanzar en la superación de los problemas y en favor del bienestar del pueblo venezolano y de la prosperidad nacional.

Al analizar las votaciones de los últimos tres años, recordó cómo los índices negativos evidenciados en las elecciones parlamentarias del 2015, cuando se perdió con 56 % de los votos, fue superada en la cita electoral de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) con el 43 % de participación, y en los comicios regionales y municipales, donde el chavismo capitalizó 54 % y el 70 %, respectivamente, del respaldo popular.

En esta elección, dijo, también se mantiene la tendencia y el presidente Maduro arrasó sobre sus rivales.

«Fue una inmensa victoria de proporciones épicas de la democracia venezolana, una lección al mundo entero, un mensaje poderoso que debe ser escuchado atentamente, principalmente por aquellos que persisten en su intención agresiva contra Venezuela: cada voto envió un mensaje de paz, de concordia, de respeto por parte de un pueblo que estuvo asediado por las acciones de violencia, de guerra sicológica y mediática por parte de grupos financiados por actores de la derecha», recalcó.


PARTICIPACIÓN POPULAR CONTRA VIENTO Y MAREA

Tras la contundente victoria del pasado domingo, un grupo de países se apresuró a intentar deslegitimar los resultados.

Países como Chile y Colombia, miembros del llamado Grupo de Lima, parecen olvidar que la abstención en sus respectivas elecciones presidenciales también superó el 50 %, sin que ello implicara una andanada de sanciones internacionales o la retirada de sus embajadores.

En otros países como Suiza, que es tomado como un ejemplo de democracia a nivel planetario, en las elecciones federales que se realizaron en el año 2015, también se registró una participación de apenas el 48,4 % del electorado.

En Estados Unidos, líder de las agresiones contra Venezuela, el presidente actual obtuvo menos votos que su rival demócrata y aún así se mantiene al frente de la Casa Blanca.

Siguiendo un plan preestablecido, el Grupo de Lima, en un comunicado emitido a través de la cancillería de Perú y México, refirió que los comicios en Venezuela no cumplen con «los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente».

Los países miembros acordaron reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, para lo cual llamarán a «consultas a los embajadores en Caracas» y convocará a los embajadores de Venezuela «para expresar nuestra protesta».

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso este lunes nuevas sanciones contra el Gobierno venezolano, al firmar una orden ejecutiva por la que limita al Ejecutivo de Nicolás Maduro la venta de deuda y activos públicos en territorio estadounidense.

De esta forma, la orden ejecutiva prohíbe a cualquier ciudadano, institución o empresa estadounidense adquirir deuda venezolana o activos y propiedades pertenecientes al Gobierno de Venezuela en Estados Unidos, incluidas aquellas inversiones derivadas de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

La nueva medida de cerco se suma a un amplio grupo de sanciones con las que Washington aspira a derrocar al gobierno actual mediante la profundización de la crisis económica y el descontento popular.

Silenciada ha sido, entretanto, la opinión de los más de un centenar de observadores internacionales que asistieron a las elecciones de este 20 de mayo.

«Estas elecciones deben ser reconocidas por todos (...), son resultado de la voluntad del pueblo venezolano», dijo el presidente del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela),  Nicanor Moscoso, uno de los organismos que participó como acompañante.

Los observadores fueron invitados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano y subrayaron que la apertura de los centros electorales se concretó sin incidentes de importancia, garantizando la libertad del voto, de acuerdo con EFE.

LLAMADO AL DIÁLOGO

Antes de consumar su victoria, Maduro llamó a consolidar la paz y la convivencia entre todos los sectores políticos de la sociedad venezolana con vistas a avanzar hacia la solución de los problemas económicos de la nación sudamericana, señaló PL.

Por su parte, el expresidente del gobierno de España José Luis Rodríguez Zapatero planteó, desde su arribo al país como parte de la misión internacional de acompañantes, la necesidad de promover el diálogo en Venezuela .

Maduro extendió su mano anoche en el Palacio de Miraflores durante la celebración de la victoria popular cuando llamó a recuperar la economía venezolana a través de una jornada de diálogo permanente y de reconciliación con todos los sectores políticos, sociales y económicos.

Los candidatos opositores Henri Falcón y Javier Bertucci dijeron desconocer el resultado electoral pese a que el vencedor pidió auditar el 100 % de los votos.

La oposición utiliza excusas para justificar su propia incapacidad de alcanzar un mecanismo de movilización como el logrado por las fuerzas populares.

Comentaristas políticos consideran que todo lo demás que se diga es pura justificación para que la derrota tenga un padre y no caiga en saco vacío.

Asimismo no descartan que el desconocimiento del resultado también sea parte del libreto, presuntamente escrito y en ejecución por poderosos intereses externos, para descarrilar a la Revolución Bolivariana.

GRANMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario