martes, 22 de mayo de 2018

Venezuela acusa a EEUU de ‘linchamiento político’ contra su pueblo

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, a través de un comunicado, ha repudiado este martes las nuevas sanciones en su contra aprobadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y lo acusa de cometer un delito de ‘lesa humanidad’.

La Cancillería venezolana ha emitido un comunicado en el que rechaza “la sistemática campaña de agresiones y hostilidades del régimen estadounidense que procura castigar al pueblo venezolano por ejercer su sagrado y legítimo derecho al voto, mediante ilícitas e ilegítimas medidas” que intentan expandir el cerco económico y financiero contra esa nación caribeña.

“Estas medidas arbitrarias y unilaterales configuran un delito de lesa humanidad e impiden el derecho al desarrollo de Venezuela, y obstaculizan el acceso a bienes esenciales de la población”, ha lamentado la Cancillería.

Además, asegura que la Administración estadounidense “intenta quebrantar” el derecho a la autodeterminación que tiene el pueblo venezolano y atentar contra su modelo de desarrollo socioeconómico.

Para la República Bolivariana, estas medidas “recrudecen el criminal bloqueo financiero y económico contra Venezuela, en flagrante violación del derecho internacional”. Tal y como lo afirmó el lunes el ministro venezolano de Exteriores, Jorge Arreaza, se trata de sanciones “ilícitas e ilegítimas” con un trasfondo político.

“El Gobierno estadounidense instrumentaliza las necesidades del pueblo venezolano como arma política para atentar contra la institucionalidad venezolana y la estabilidad de la República y (...) promover el derrocamiento del (...) presidente Nicolás Maduro, en el marco de la doctrina imperial de cambio de régimen”, ha agregado Caracas en su nota.

Venezuela reitera su rechazo a estas medidas “ilícitas” y hace un llamado al Gobierno estadounidense para que desista del quebrantamiento de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y de las normas del derecho internacional, además de abogar por unas relaciones de respeto y diálogo diplomático bilateral.

En otra parte del texto, el Ejecutivo del presidente venezolano, Nicolás Maduro, alerta a la comunidad internacional de la amenaza a la paz mundial que representa “el régimen supremacista, racista e intervencionista que gobierna en Washington, inspirado en los nefastos postulados del Ku Klux Klan, y que promueve el odio, la intolerancia y el linchamiento político y financiero contra el digno pueblo de Venezuela”.

lvs/anz/fdd/rba

No hay comentarios:

Publicar un comentario