domingo, 10 de junio de 2018

EEUU acusa a hackers chinos de robar información vital sobre los submarinos, sensores y misiles estadounidenses

EEUU ha acusado a hackers que trabajan para el gobierno chino de infiltrarse en las computadoras de un contratista de la Marina estadounidense y robar una gran cantidad de datos altamente confidenciales sobre los submarinos, misiles y la guerra submarina de EEUU.

Citando a funcionarios estadounidenses no identificados, el Washington Post informó el viernes que los piratas informáticos habían robado 614 gigabytes de datos clasificados, incluida información relacionada con sensores, sistemas criptográficos submarinos y un proyecto conocido como Sea Dragon.

Los funcionarios se negaron a identificar al contratista comprometido, pero revelaron que había estado trabajando para el Naval Undersea Warfare Center, una organización militar con sede en Newport, Rhode Island, que lleva a cabo investigaciones y desarrollos para
submarinos y armamento submarino.

Entre los datos robados también se encuentran los planes para el desarrollo de un misil antibuque supersónico que se utilizará en los submarinos estadounidenses a partir de 2020.

Las violaciones de seguridad aparentemente tuvieron lugar en enero y febrero de este año y ha habido una investigación en curso liderada por la Marina con la ayuda del FBI.

“Según las regulaciones federales, existen normas que requieren que las empresas notifiquen al gobierno cuando ha ocurrido un “incidente cibernético” que tiene efectos adversos reales o potenciales”, dijo la Marina estadounidense a Reuters.

El Post dijo que había acordado ocultar algunos detalles sobre el proyecto de misiles comprometidos después de que la Marina dijera que su publicación podría dañar la seguridad nacional. La Marina estadounidense teme que la información que tenga China ahora sobre el misil pueda conducir a su neutralización.

El comandante estadounidense Bill Speaks, un portavoz de la Marina, se negó a comentar sobre el informe del Post, citando razones de seguridad.

“Las ciberamenazas en evolución son asuntos serios y estamos reforzando nuestra cultura de ciberseguridad centrándonos en la conciencia de la amenaza cibernética y la adecuación de nuestras defensas cibernéticas y las capacidades de nuestra tecnología de la información”, dijo.

La revelación del ataque cibernético se produce en medio de las crecientes tensiones entre Pekín y Washington en una serie de cuestiones, incluidos asuntos comerciales y militares.

El mes pasado, el Pentágono retiró su invitación de China para unirse a los ejercicios marítimos en el Pacífico debido a la “continua militarización” por parte del país asiático del Mar de la China Meridional.

Press TV

No hay comentarios:

Publicar un comentario